Platón

2 06 2011

Buscando el bien de nuestros semejantes, encontramos el nuestro.

Debemos buscar para nuestros males otra causa que no sea Dios.

Los amigos se convierten con frecuencia en ladrones de nuestro tiempo.

La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo.

La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco.

 

 

 


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: